25 may. 2010

ONE GOAL ¡Viva África!

 Hoy es el Día de África, y justamente ayer, acompañando al grupo de Amnistía Internacional de 3º de la ESO, tuve la oportunidad de vivir una experiencia realmente interesante y única. Me gustaría que lo vierais. Sinceramente, da qué pensar.
(Soy Paloma)



El Crío es el idioma hablado en Sierra Leona. La canción que cantan al final del trailer, es el "himno" de los jugadores de los equipos, cantado por ellos mismos, tras darse un abrazo con sus contrincantes, demostrando al público que el partido es para difundir la paz; y su traducción es:
"TOC TOC TOC! Somos... TOC TOC TOC! Somos... Somos los de una sola pierna, somos los de una sola pierna, y venimos a darte espectáculo, a enseñarte de lo que somos capaces. Venimos a darte espectáculo y a enseñarte de lo que somos capaces!"


Proyecto One Goal

"Antes estaba solo en la calle pidiendo limosna. Ahora puedo hacer cosas que muchos hombres con dos piernas nunca conseguirán hacer. Hoy puedo hacer lo que más me gusta”.

Son las palabras de Maxwel Fona, jugador de la selección de fútbol de amputados de Sierra Leona y conocido entre sus compañeros como amputado Kalone. Es uno de los mejores jugadores de la selección que estos días está de gira por España para participar, a través de este deporte, en actividades de sensibilización y educación para la paz organizadas por La Asociación One Goal con el apoyo de Casa África y del Consejo Superior de Deportes.

Ciudades como Barcelona, Burgos, Madrid y Cádiz ya han podido descubrir las habilidades de estos deportistas, dentro de las actividades del Festival África Vive, de Casa África.
Su juego no decepciona, desde un inicio el espectador sabe que va a asistir a un partido de fútbol peculiar donde los jugadores y las reglas del juego no son las comunes, pero sí el objetivo: marcar goles. Corren con muletas y son muy veloces. Correr en estas condiciones requiere una gran condición física, pero además para jugar bien al fútbol hace falta algo de ingenio y Maxwel Fona lo sabe: “Siempre tiro la pelota por el lado que el portero no tiene brazo, ¡y nunca fallo!".

Albert Wizzy Mustapha, relaciones públicas del Club, explica que el equipo se formó al finalizar la guerra civil de Sierra Leona: “Empezamos para reunir a las víctimas amputadas de la guerra; primero para reconocerlos como parte de la sociedad y segundo para transmitir un mensaje de paz”. Durante once largos años de guerra la sociedad civil tuvo que vivir auténticas escenas de terror. Se calcula que unas 6.000 personas sufrieron mutilaciones provocadas por minas antipersona, heridas de bala, torturas y por la falta de primeros auxilios adecuados. Los jugadores han vivido experiencias horrorosas, como es el caso de Bono Karbor: “Perdí una pierna cuando me explotó una mina. Y cuando mi hijo me pregunta cómo ocurrió, se lo explico todo. Quiero que sea consciente de que la guerra no lleva a ninguna parte.”

Los amputados fueron concentrados en el campo de refugiados de Aberdeen (Freetown). En sus calles era común encontrar jóvenes desplazados, sin familia y traumatizados por los efectos de la guerra, con poco que hacer y una grave falta de oportunidades. Cuando la norteamericana Dee Malochow (pionera, en los años 80, del futbol de una sola pierna) llegó al campo de refugiados supo que tenía que compartir sus experiencias. Y en febrero de 2001 nació el Club de Deportes de Amputados de Sierra Leona (SLASC, sus siglas en inglés), como una organización que utiliza el deporte, principalmente el fútbol, como vehículo para empoderar y crear oportunidades para sus miembros.

Amadou Kamara llegó a Aberdeen casi al final de la guerra; y su vida ejemplifica cómo el fútbol ha devuelto la ilusión por vivir a muchos de sus jugadores: “Aquel día yo estaba en la calle vendiendo arroz. Los rebeldes entraron en el pueblo y nos dispararon. Era enero de 1999 y yo tenía diez años. Nadie podía hacerse cargo de mí. Y mi familia me envió a Freetown al campo de amputados. Allí los inicios fueron muy duros. Nadie se preocupaba de nosotros. Pero un día, un amigo llamado Lagao, el primer capitán que tuvo el equipo, me paró por el campo y me dijo: “El sábado jugamos. Ven a vernos. Verás lo que somos capaces de hacer...”. Ahora el equipo se ha convertido en mi familia. Y con él he conseguido hacer cosas que nunca hubiera podido hacer antes”.


SOBREVIVIR SIN MEDIOS

Actualmente hay 8 equipos en toda Sierra Leona, que incluyen personas de todas las edades, porque tal como expresa Albert, “la esperanza del futbol de amputados es poder jugar hasta la edad de 60 años. Esto te da la confianza para formar parte de una sociedad durante muchos años”.

Estos deportistas tienen además la misión de sensibilizar a su propia sociedad y de educar a sus conciudadanos. “Nosotros somos los embajadores de la paz de nuestro país. Viajamos a lo largo de Sierra Leona para transmitir nuestro mensaje. Hacemos exhibiciones, giras, hablamos con la gente en la calle y con todos aquellos que quieran escucharnos. Ya hemos hablado con muchos gobiernos y dignatarios. La intención es proyectar el mensaje de paz y deporte”, incluye Albert.

Víctor Musa, conocido como Okole y capitán del equipo, al igual que mucho jugadores, valora que el actual Gobierno haya conseguido la paz en el país. Esta paz ha llevado a las Naciones Unidas a desmantelar el campo de refugiados de Aberdeen. Sin embargo, el Club prosigue con su labor de sensibilización, formando nuevos equipos en poblaciones de Sierra Leona para que los jóvenes amputados pasen a ser ahora los iconos de la reconstrucción y reconciliación social.

El equipo ha llegado hasta España, no sólo con el objetivo de sensibilizar, sino que su viaje también está motivado por la necesidad de encontrar soporte económico que les ayude a mantener la Liga Nacional de Amputados. Los equipos entrenan todos los sábados en una playa de Freetown, les gustaría hacerlo más a menudo pero no disponen ni de medios económicos ni de entrenadores. También están recaudando dinero para ir en octubre al Campeonato del Mundo de Fútbol de Amputados en Entre Ríos, Argentina. El Club ya tiene experiencia en este tipo de eventos ya que en 2007 fue el organizador, con el respaldo de la FIFA, de la Primera Copa Africana de Fútbol para Amputados celebrada en el estadio Nacional de Freetown.


EL DOCUMENTAL: ONE GOAL


Unidos por un solo objetivo; conseguir un Gol. Este juego de palabras da nombre al el documental dirigido por Sergi Agustí que muestra la realidad del Club de Fútbol de Amputados de Sierra Leona. Sus viajes y su pasión por África le llevaron a Freetown: “Los conocí en el 2003 cuando fui a Sierra Leona por primera vez con el fotógrafo Pep Bonet. En el momento que les vimos, alucinamos, y nos enganchamos al equipo”.

Sergi confía en proyectos como éste, porque son los que cambian la vida de las personas. Y para él este documental es una herramienta para comunicar el proyecto: “Es la punta del iceberg, la idea es poder hacer más cosas con ellos, ayudarlos, hacer de sensibilizadores. Porque esta pieza de 20 minutos intenta transmitir un mensaje muy corto y muy distinto del que se intenta transmitir de África. Normalmente se contextualiza mucho, se habla mucho de guerras y desgracias. Pero este documental muestra como unos tipos juegan al fútbol y la pasión que tienen por este deporte, y ahí se acaba. Esto rompe un poco los prejuicios y hace que se despierte otro punto de vista”.

Hasta el momento, este trabajo está consiguiendo diversos galardones, como el Premio del Público en el festival tinerfeño MIRADAS.DOC y en el Festival Internacional de Benicassim; la Mención Especial del Jurado en el Festival de Alcalá de Henares ALCINE38, y el Gran Premio del Cine Español en el Festival de Cine Documental de Bilbao ZINEBI.

Si has llegado hasta aquí, muchísimas gracias por concienciarte y gastar esos minutos de tu tiempo en esta entrada.

Un saludo a todos y ¡VIVA ÁFRICA!
Paloma

8 comentarios:

  1. Muy bueno Paloma! (me muero de envidia por no haber podido ir grrrr)

    ResponderEliminar
  2. ¡Fue increíble!
    Verles, abrazarles... hablar con ellos.
    No comprendo como podían verse tan felices después de todo lo que han pasado. Les admiré. Supongo que es optimismo pero ¿cómo puede haber tanto?

    fantástico, Palo ;D
    AliciaWonderland.

    ResponderEliminar
  3. Ya, la verdad que se conforman con muy poco, o quizás y mejor dicho, nosotros no nos conformamos con casi nada...Y tendriamos que aprender de ellos...

    ResponderEliminar
  4. A mi también me hubiera encantado ir y ver el partido :) o ver el documental :)
    buena entrada paloma, aunque solo me he leido el primer parrafo ya que estoy en la biblioteca y no tengo demasiado tiempo.. (en realidado si) pero estan pedro y moha dando el coñado y asi no se puede concentrar uno... xD pedro va a borrar este comentario asique espero q alguien lo lea antes.. enfin.. bueno que me lo leo en mi kelo vale?
    un besito

    ResponderEliminar
  5. Vale, Pedro no borres el comentario...No seas cruel...Por cierto...Quien es el del comentario? :S
    Enfin, que ami tambien me hubiera gustado ir...Pero no pude...:(

    ResponderEliminar
  6. Era el documental y hablar con ellos, partido no vimos ninguno, pero fue alucinante
    Gracias a todos =P
    tengo una ligera idea de quien puede ser, pero si se identifica mejor que mejor ;D
    Gracias por leer la entrada =)

    ResponderEliminar
  7. Paloo!
    yo queria ir... pero lo vi por la noche en el telediario... que suerte tienees!!
    soy estefy

    ResponderEliminar